Bichectomia

Plasma rico en Plaquetas

Dr. Pedro H. Cantú
El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un material biológico autólogo, es decir, que se obtiene de la misma sangre del paciente, tomando una muestra por una punción venosa, que posteriormente se centrifuga para separar los distintos componentes (glóbulos blancos, rojos, plaquetas, plasma). Una porción del centrifugado contiene plasma rico en plaquetas, que son las células que participan en la coagulación.1 Estas poseen un gran número de sustancias llamadas “factores de crecimiento” que promueven la migración y división celular. Estos factores tienen el potencial de estimular la respuesta reparativa de los tejidos dañados. En los últimos años se ha reconocido el potencial benéfico del PRP en el tratamiento de lesiones crónicas y agudas del sistema músculo esquelético (tendones, ligamentos y músculos).
El PRP al ser autólogo, tiene un riesgo mínimo de ocasionar reacciones inmunes o de trasmisión de enfermedades infecciosas o contagiosas.
Las reacciones descritas por el uso de PRP son extremadamente raras.
Los principales riesgos incluyen infección local y dolor en el sitio de la inyección.

Tratamiento plasma rico en plaquetas

El tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas no requiere de hospitalización ni anestesia y el tiempo estimado por sesión no suele superar los 30 minutos. Los resultados no son permanentes ya que se trata de un tratamiento temporal, es por ello que la mayoría de doctores recomiendan someterse a tres tratamientos al año. Tras el tratamiento y los dos días posteriores es normal que la zona tratada se encuentre con eritema (enrojecida), hay que evitar durante ese lapso la exposición al sol.

Ventajas del tratamiento.

Las principales ventajas del tratamiento es conseguir un aspecto más rejuvenecedor, gracias a las cualidades del PRP podemos obtener una piel más firme y luminosa, además de conseguir eliminar arrugas de la piel.

Contraindicaciones

El PRP está contraindicado para personas que sufren de cáncer de piel o problemas de coagulación (esta información no está científicamente comprobada).
Cabe recalcar que el plasma está contraindicado en pacientes que presentan acné severo activo, diabetes, personas con colesterol elevado ya que no se obtendrá un buen plasma al final de ser centrifugado el cual no brindará los mismos resultados Es considerado uno de los últimos tratamientos de rejuvenecimiento que han surgido para combatir el envejecimiento prematuro del rostro.
El tratamiento de Plasma rico en plaquetas (PRP) es la “nueva fuente de la juventud” ya que libera una buena cantidad de factores de crecimiento los cuales actúan regenerando los tejidos dañados de cada célula.
Es un procedimiento bastante simple, indoloro y no requiere reposo. Lo mejor de todo es que ayuda a mejorar las imperfecciones del rostro. Esto porque se toma una porción de sangre de la propia persona para realizar el preparado.
“Lo primero que tenemos que decir es que es un procedimiento cada vez más pedido por los pacientes, esto ocurre porque no se trata de una cirugía y todo lo que ello conlleva, sino que es un procedimiento ambulatorio que se hace en la consulta.
Otro punto importante es que el PRP, es un tratamiento coadyuvante en cirugías faciales, como por ejemplo, el lifting facial que ayuda muchísimo al ser utilizado como tratamiento único y puede ser repetido fácilmente a través del tiempo”, explica el Dr. Pedro H. Cantú.
El PRP tiene importantes beneficios sobre la piel envejecida, ya que restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y luminosidad; mejora la coloración y los efectos visibles muestran un incremento en la tersura de la piel.

¿Cuáles son las ventajas del PRP?

Como es una sustancia biológica fabricada a partir de nuestro propio organismo y libre de químicos, su aplicación del concentrado de plaquetas es muy útil para la cicatrización de heridas y tejido óseo, aceleración en la asimilación de injertos, regeneración de la piel ulcerada y, en el caso de implantes, también ayuda al proceso de regeneración y cicatrización, en especial, en personas que sufren de diabetes.
El PRP mediante un proceso que incluye el centrifugado de una muestra de sangre, de la cual se obtiene el plasma rico en plaquetas que se aplica en la piel por medio de micro inyecciones a nivel intradérmico donde abundan las células funcionales de la piel que ayuda a aumentar la producción de colágeno, elastina, ácido hialurónico y otros elementos esenciales de la piel. Eso sí, lo que hay que tener en consideración es que los pacientes desarrollan una inflamación en la zona tratada, que suele ser una reacción producto de la bioestimulación de la piel.

¿Cuáles son las recomendaciones de aplicar el PRP en el año?

“La cantidad de veces que se indica e la aplicación de PRP depende de varios factores, como son la edad de la paciente, el tipo de piel o calidad de esta; también depende tanto de la genética como de la adecuada nutrición durante la niñez; la cantidad y grado de exposición previa a fuentes como el sol, viento o frío que son elementos que dañan la piel en forma acumulativa en el tiempo.
Mientras más alterada este la piel se le indicarán sesiones más frecuentes de PRP que puede llegar a ser cada 2 meses. Para una piel normal frecuentemente se indican 3 sesiones por año, es decir cada 4 meses. Después de la aplicación de PRP se debe esperar solo 2 días para usar maquillaje, con el fin de evitar irritaciones u otras molestias menores”, señala el Dr. Pedro H. Cantú.

html site templates

CONTACTO

Para los doctores de MAKROZ es muy importante tu opinion, permitenos saber tus necesidades.

COPYRIGHT 2020 MAKROZ.MX MONTERREY, N.L. ALL RIGHT RESERVED